«Aquel soy yo», reseña de Todo cuanto es verdad, de Diego Medina Poveda

Jesús Miguel Pacheco Pérez

«En todas las mudanzas se nace y resucita» dice Diego Medina Poveda en uno de los versos de Todo cuanto es verdad (Accésit del Premio Adonáis, 2019), poemario que abre Séneca con la cita «todo cuanto es verdad me pertenece; […] / sepan que las mejores cosas son patrimonio común», que sirve como marco perfecto a la alegoría de las mudanzas, motivo o excusa del poeta para criticar la sociedad actual, las costumbres y el modo de vida en lo más cotidianos detalles.

Dividido en dos apartados, «Mudanza» y «Geografía del abandono», la herencia barroca se adentra en los motivos contemporáneos, comenzando con una primera parte en la que priman el caos, el nerviosismo y el movimiento constante, con largos poemas en verso libre y registro coloquial que ofrecen numerosas imágenes, situaciones y acciones con gran celeridad, como en el poema «Cambio de piso». Vemos dos planos en esta primera parte, uno predominantemente real, donde tienen lugar sutiles ironías, siempre críticas, y conjugan el sentimiento de temor, como en el poema –hondo en fuentes grecolatinas– «Vigorexia»; y otro plano interior, de carácter simbólico, donde el propio poeta describe un yo-lírico ante las situaciones, como en los versos «Quizá aquel poema ha conseguido / que prefiera volar por dentro de mi sangre –en una escala humana, paso a paso–».

En la segunda parte, por otro lado, vemos la relación que tiene el poeta, en representación del hombre posmoderno, con la sociedad en la que se encuentra, hallando en esta parte poemas calados por la filosofía y la sociología, como «Amor líquido», cuyo título se realiza intertextualmente con la homónima obra de Z. Bauman, pues además el texto comienza con una cita de este autor. Asimismo, los poemas, que son más breves que los anteriores, se arman del lenguaje cotidiano para reflexionar sobre el estado de los hombres, con actitudes contradictorias que el poeta expresa en versos como «Vivimos en la antítesis de un verbo / que muchos años antes se empleó / para hablar de esperanza». Además, los poemas relajan levemente la sensación de caos del apartado anterior que se mostraba en oraciones cortas decantándose por lo abstracto, con sentimientos frente a imágenes concretas. Destacan los poemas «Metempsicosis», donde se hace una crítica al capitalismo consumista, y el último poema del libro, «Diario de abordo», un cierre esperanzador que concluye mediante la declaración de que la soledad es un vacío en la geografía de la vida, entendida esta como un viaje, el clásico peregrinatio vitae, uno de tantos tópicos clásicos que aparecen a lo largo del libro.

En suma, el libro, constituido por quince poemas (seis en la primera parte y nueve en la segunda), ofrece una visión agitada de la vida, donde la sociedad se comporta casi como una masa ante el capitalismo, reflejando situaciones cotidianas en las mudanzas y criticando la realidad desde el inconformismo, a la par que muestra los sentimientos del hombre posmoderno ante estos sucesos. Todo cuanto es verdad es una obra de lectura ligera, inteligentemente crítica y reflexiva que se agradece en el panorama literario actual.

Todo cuanto es verdad

Editorial: Rialp Ediciones

Fecha de Edición: 2020

Nº de páginas: 60

Precio: 10’00 €

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s